¿Querés ser voluntario?   ·   011 - 30772707     
Martes 26 de Mayo de 2020 - Hs
Varados por el Coronavirus: las historias angustiantes de los que siguen sin poder volver
20-03
 Son casi 30 mil y están dispersos por todo el mundo. Muchos ya ni siquiera tienen dinero y quedaron a la deriva.

 

Postal. Así pasan las noches los argentinos varados en Madrid.


Hay un denominador común que los argentinos y las argentinas que se encuentran en el exterior comparten íntegramente de cara a la pandemia que afecta al mundo: la incertidumbre de no saber cuándo y cómo volverán a sus hogares. El avance despiadado del coronavirus COVID-19 a lo largo y ancho del planeta, además de profundizar la crisis sanitaria, también es sinónimo de angustia y desesperación en diferentes puntos del globo terráqueo. Desde Sudamérica hasta Asia, pasando por Europa y África, ciudadanos y ciudadanas nacidos en territorio nacional y que se encuentran ocasionalmente por otros horizontes le contaron a Clarín cómo transitan estos agitados días, lejos de sus familias, con el dinero muy justo y coincidiendo en una cuestión puntual: la falta de certezas e información para sus respectivas vueltas.


"Estamos en Arequipa, Perú. Vinimos por turismo", anuncia Fernanda Mangieri, quien pisó suelo incaico hace 10 días junto a una amiga. La primera parada para el dúo fue en Huacachina, ciudad de Ica. "Justo cuando salimos para Arequipa, el presidente peruano decretó que cerraba todo. No podemos movernos de ciudad a ciudad. No se puede ni entrar ni salir", precisa. Y sin pruritos, narra cómo es la circunstancia allá: "No se puede salir a la calle, hay policías. Sólo te dejan hacerlo si es para ir a comprar. Los precios ya están subiendo y se acabaron los hospedajes. Nosotras estamos en un hostel y, la verdad, se están portando muy bien porque nos respetan el precio que acordamos. En Cuzco y Lima pasan cosas más graves".


La joven argumenta hablar con conocimiento de causa porque, durante su estadía en territorio peruano y ante la crisis sanitaria mundial, consiguió ponerse en contacto vía grupos de Whatsapp con otros compatriotas que se encuentran allí. "Hay muchos que no tienen dónde quedarse a dormir ni cuentan con dinero para comer. Pedimos que, si hay argentinos que tienen conocidos acá, se contacten y avisen. Más que nada, por el tema de hospedaje. Desde hace días está lloviendo y hace frío en Arequipa".


Lógicamente, también se remitió a las ganas de retornar a la Ciudad de Buenos Aires, donde reside: "Estamos esperando los vuelos de repatriación. Seguramente van a salir de Lima o Cuzco pero nadie sabe nada todavía, ni siquiera en cancillería. No sé cómo vamos a hacer porque acá cerraron el traslado entre ciudades y no nos dejan salir de Arequipa".


Cabe destacar que, este miércoles, Aerolíneas Argentinas confirmó que pondrán a disposición de los ciudadanos varados en Perú dos vuelos especiales "con fecha a definir" desde Lima en el marco de los traslados de repatriación de aquellas personas que se encuentran fuera del país.


Matías San Miguel se expidió en sintonía con Magieri y describió, sin reparos, los estragos sociales y en materia de turismo que el coronavirus comenzó a hacer en Perú. "Hay muchas personas durmiendo en los aeropuertos y las calles, y los hostels cerraron sus puertas. Donde estamos nosotros, por ejemplo, el dueño nos dejó la llave y se retiró. Las calles están vacías y hay mucha presencia policial", sintetiza.


"No tenemos respuestas de la cancillería ni de la embajada. Contamos con muy poco dinero porque no teníamos previstas la cuarentena y el cese de actividades. La situación es preocupante por demás", añade el joven.


La desesperación también es moneda corriente en Ecuador porque, en Guayaquil, tres argentinos no saben qué será de ellos. Leo Celucci, Sebastián y Diego viajaron al mencionado país por cuestiones laborales hace tres semanas junto a un cuarto compatriota que actualmente se encuentra en Cuenca. Al igual que los varados en los diferentes puntos, no saben ni cómo ni cuándo volverán. "Estamos desamparados y padeciendo una situación de falta de apoyo y abandono total por parte del Gobierno", disparan casi al unísono desde el hotel en el que se ubican.

"La situación es extremadamente grave y crítica porque acá hay toque de queda y cada vez se prolonga más. El miércoles fue a partir de las 16 y el jueves comenzó a las 14", apunta Sebastián. "La cónsul argentina, María Paula Casado, nos dijo que no puede hacer absolutamente nada. No tiene ni la mínima posibilidad de acción y no sabe la cantidad de argentinos que hay en Guayaquil. Necesitamos a alguien que gestione", pide Leo, quien admite que están desesperados.


Ellos debían regresar este 20 de marzo, pero cambiaron los pasajes por la crisis mundial y consiguieron un vuelo para este miércoles a través de Avianca vía Bogotá. Pero no, no hubo vuelo. "Nos encontramos con el aeropuerto vacío y la Policía impidiendonos el ingreso. ¡Desde el consulado nos dijeron que el espacio aéreo ecuatoriano estaba habilitado para vuelos salientes! Sufrimos la falta de información. Queremos irnos", comentan.


Así, estiman que su estadía en Ecuador será mínimamente hasta el 6 de abril "con posibilidades de prolongarse" y ante el avance de la pandemia, revelaron una situación puntual que aconteció en el país sudamericano en el que aún continúan trabajando: "La alcaldesa de Guayaquil cerró todo y tomó decisiones extremas, como bloquear la pista de aterrizaje del aeropuerto con camionetas para que un vuelo vacío que venía a buscar personas para llevarlas a Europa no aterrice. No se puede ingresar".


Del otro lado del océano Atlántico la situación no es ajena. España es uno de las denominadas zonas de riesgo y, como tal, la realidad es tan crítica como inquietante. "Estábamos con mi novia en Málaga, pero cuando explotó todo esto nos vinimos a Madrid porque teníamos en cuenta que los vuelos de Aerolíneas iban a salir de acá. Estamos siguiendo los canales de comunicaciones oficiales y nos encontramos con portazos", apunta Agustín Ponce, un vecino de Tres de Febrero que está de visita en el país hispano desde finales de febrero. "Este martes éramos 300 personas en el aeropuerto buscando un lugar en un vuelo porque, supuestamente, desde el 21 de marzo iban a comenzar a salir. Hay mucha incertidumbre y desinformación. Anunciaron siete vuelos el miércoles y acá no había novedades de nada respecto a eso", ejemplifica luego.


En lo que respecta a la situación en materia social como consecuencia del lamentable progreso de la pandemia, señala: "Es gravísimo lo que está pasando. Hay muchos muertos y no sé cuántos infectados. En las calles no hay nadie porque estamos en cuarentena y no podemos salir. Sólo se puede ir a la farmacia, a comprar comida o en casos de emergencia, pero no de a dos. Hay que respetar la distancia de dos metros. Si no se cumple con la normativa, hay multas. Los subtes están vacíos y cerraron los hostels".

De igual manera, Ponce explicita que junto a su pareja logran subsistir gracias a un dinero extra que llevaron para cuestiones de fuerza mayor y cuenta cómo se la rebuscan otros compatriotas con los que estrechó vínculos por España. "Hay situaciones más jodidas. Algunos argentinos se juntan en los hostels y hacen desayunos y cenas comunitarias. También hay personas con epilepsia que no cuentan con medicación", sostiene.


Un guiño del destino asoma para Agustín porque, tras su peripecia, consiguió un vuelo de retorno hacia la Argentina para este lunes 23 de marzo. Se trata de uno de los cinco servicios que Aerolíneas Argentinas confirmó este miércoles (más los dos a Perú con "fecha a confirmar") para repatriar a los varados en el exterior. "Lo pude comprar. Me salió $53.500", específica.

Romina González, quien estaba recorriendo Europa durante sus vacaciones también tiene una historia que contar y sensaciones que expresar. No es para menos. Después de llegar a disfrutar de unos días de descanso en Italia, Francia y el Reino Unido "antes de que se hable del coronavirus", la emergencia mundial la sorprendió en Londres. "Tenía pasajes para volver desde Roma hacia Buenos Aires pero no quería regresar a Italia, así que compré un pasaje por Norwegian para salir desde Londres mismo. El domingo me lo cancelaron sin explicación alguna y nos dejaron varados. Cambié el semi pasaje de regreso y me vine a Madrid", comienza.


"La odisea empezó acá", anticipa desde el aeropuerto de Barajas, donde duerme desde hace días. "No tenemos información de nada, nadie sabe cómo acceder ni cómo operan los vuelos de repatriación y no hay apoyo consular. Nos dicen que la asignación de vuelos son de Aerolíneas Argentinas, hablás con ellos y te dicen que pertenecen a cancillería, cancillería nos dice que la embajada", cuenta mientras se prepara para descansar entre carritos portaequipajes, valijas y bolsos. "Lo peor es el abandono al que nos someten. Estamos en un lugar de alta transmisión de virus en condiciones inhumanas, sin plata, porque pagamos dos veces los pasajes. Nos piden que nos presentemos todos los días para poder conseguir un lugar para el 19, 21, 23 ó 24 de marzo en los vuelos de repatriación. Y eso implica quedarse a dormir acá, en el aeropuerto. Hay personas muy adultas en un lugar sumamente contaminado sin posibilidades ni de asearnos".


En Inglaterra, en tanto, también existe un nutrido grupo de argentinos y argentinas que espera ansioso por su retorno. Es el caso de Paula Depósito, una neonatóloga de 30 años que está desde hace una semana en Londres sin certezas sobre lo que puede llegar a pasar. "Estoy de los pelos. La información va cambiando todo el tiempo y eso desespera", aduce.


Su agenda marcaba un encuentro con una amiga que también iba a volar desde Buenos Aires. Por razones lógicas, esa reunión nunca ocurrió y el viaje académico de Paula concluyó antes de lo que esperaba. Ahora, busca cómo regresar al país. "Desde el consulado nos dicen que encontremos la forma de volver por nuestra cuenta y no nos informaron nada sobre los vuelos de repatriación, que son pagos. Yo tenía que retornar el 8 de abril por Norwegian, pero es muy complicado hacer cambios. Nos quieren vender pasajes para ir a San Pablo o Río de Janeiro, son los únicos lugares a los que podemos entrar", describe.


"Acá todavía no hay tantos casos informados como en Italia o España. Sí empezó a verse menos gente en las calles, en el transporte público y en los negocios porque la gente acató lo que pidieron las autoridades, que no salgan de sus casas. Entiendo que están manejando la idea de que en los próximos días sí van a tomar medidas más fuertes", sospecha Despósito.


Y se explaya: "En las farmacias no hay alcohol en gel ni ningún antiséptico para las manos. Los últimos días se están tornando más angustiantes porque empezaron a cerrar muchos lugares. Hay orden dentro de todo, no hay policías en las calles tomando notas o pidiendo distancias".


"La gente empieza a sentir que el estado los abandona. Es terrible la situación que estamos viviendo acá. La falta de información, que es mucha, y la ansiedad hacen todo diez veces peor", concuerda Jésica Bavcar. Y Marina, oriunda de Ramos Mejía, enfatiza: "No tenemos respuestas oficiales y somos muchos esperando alguna. Queremos que nos digan cómo y cuándo vamos a volver. Nos aconsejan que vayamos a Brasil y que de ahí veamos cómo llegar a la Argentina. Muchos están haciendo eso, pero otros tenemos miedo que quedar varados ahí también". En el grupo de compatriotas especulan con que algún vuelo de repatriación llegue a Londres. De eso, todavía, no hay certezas.


Italia, como se sabe, es el país que atraviesa la situación más crítica del mundo por su alta cantidad de muertos e infectados a lo largo y ancho de su espacio. Allí, el COVID-19 se hizo sentir violentamente. Y desde Sicilia, Maximiliano Gallardo lo reafirma: "Es gravísimo lo que está pasando acá, muy heavy. Está todo parado y hay cuarentena definitiva hasta el 3 de abril. Y aún así, hay entre 3.000 y 3.500 casos nuevos por día. Las autoridades creen que entre viernes y sábado se va a llegar al pico más grande de infección. La gente está muy asustada", suelta el futbolista argentino que actualmente juega en el Jónica FC del ascenso italiano.


Gallardo llegó a suelo italiano hace tres años para darle continuidad y roce internacional a su carrera. Tras destacarse en el humilde Club Muñiz de la Primera D del fútbol de ascenso nacional, le llegó la chance de dar el salto hacia Europa. Desde entonces, reparte su existencia entre aviones de ida y vuelta. Y no es para menos porque en Buenos Aires está su familia, que por ahora no sabe cuándo volverá a ver al futbolista. "Faltaban pocas fechas para que termine el campeonato de acá. Iba a volver a la Argentina para recargar pilas, pero no puedo. Estamos haciendo la cuarentena en una casa con otros cinco argentinos, todos en habitaciones separadas", confiesa.


Y cuenta cómo ve desde el balcón de su refugio la actualidad en la territorio europeo: "Sólo te dejan ir al súper, pero hay que pedir permiso, usar barbijos y como máximo pueden haber dos personas, pero respetando las distancias. Nosotros nos la pasamos en la casa, con la pelota y entrenándonos por nuestra cuenta haciendo trabajos de gimnasio que nos dio el club. Nos mantenemos en contacto vía celulares con la gente de Argentina".


Marruecos, África. Un grupo de 15 personas, en su gran mayoría abuelos y abuelas, continúan con su odisea por tratar de volver a la Argentina luego de tener que declinar el tour que compraron hace no mucho tiempo, antes de que el COVID-19 apareciera en escena para detener al mundo. Llegar a Portugal y España fue un utopía, por lo que la visita final fue Marrakech. Desde allí, con el coordinador del viaje Rolando Querol a la cabeza, tuvieron que hacer base en Casablanca. Quedar varados, en realidad. "Como rehenes, esperando novedades sobre algún vuelo de repatriación", precisó el guía oportunamente.


La actualidad, hoy, marca otra cosa más allá de tener contacto directo con el consulado argentino en Rabat. Así, buscando avanzar con el plan de retorno, el contingente planea llegar a la capital de España para darle más consistencia a sus por ahora ansias de volver a pisar territorio nacional.


Tenemos toda la logística armada, pero no quiero cantar victoria hasta que esté todo hecho", alcanza a deslizar Querol antes de emprender la nueva peripecia: cruzar de Africa a Europa. "Estamos yendo hacia Ceuta. De ahí iremos en ferry hacia Algecira", confiesa el coordinador en tiempo real. El paso siguiente, cuenta, es llegar a Madrid. El tiempo y las señales telefónica y de internet apremian.


Esta recopilación de historias de argentinos varados en el mundo en el contexto de la pandemia del coronavirus finaliza con el caso de Mariana Bermúdez, una joven de 20 años fanática de películas japonesas y del anime. Su devoción por la cultura asiática (puntualmente, por la nipona) la llevó a Japón a fines de febrero pasado. No debería tener mayores complicaciones: habla el idioma a la perfección (estudió cuatro años de japonés), tiene amistades allí y consiguió un buen hospedaje. Pero claro: la pandemia, una vez más, complicó todo.


"Por esta situación, había adelantado el regreso para el 24 de marzo pero cancelaron todos los vuelos. Lo único que ofrecen es llegar a San Pablo", revela Roberto Bermúdez, padre de la joven que alterna sus días entre las ciudades de Tokio y Kioto. "Ella está sola allá. Decidimos que se quede ahí hasta que abran lo vuelos, no tiene sentido ir a Brasil y quedarse varada. Japón tiene el tema bastante controlado. No hay mayores restricciones salvo algún que otro museo que cerró y algunas personas con barbijos. La gente puede salir y es muy atenta", comenta el papá de Mariana.

 

Fuente:
Autor:

Noticias Relacionadas:
VIVO AHORA: Sesión virtual en el senado
VIVO AHORA: Sesión virtual en el senado
VIVO AHORA: LEGISLATURA PORTEÑA: LEY DE EMERGENCIA ECONÓMICA
VIVO: Legislatura porteña: Ley de Emergencia Económica de la Ciudad de Buenos Aires
Nuevo Ciclo de VIDEO ENTREVISTAS: Aldo Abram: Que significa que el dolar CCL se fué a $100 ?
Exclusivo nuevo ciclo de VIDEO ENTREVISTAS: Coach Lalo Huber, la pandemia y los medios de comunicación
Archivo de Audios en notas
 - aa
 - SE INAUGURÓ LA NUEVA GUARDIA DEL SANATORIO MÉNDEZ
 - MECENAZGO-FINANCIAMIENTO PROY.CULTURALES
 - R. Mercado MACRI Y SU IMAGEN
 - PODCAST: CARITO: AGRADECER PARA SER FELIZ
 - Emprendedores EXCLUSIVO QMP: Patricio Gigli @p_gigli Subs.@PRODUCCION_ARG by @NachoPlatas
 - Campero Sub. Emprendedores y Pymes
 - entrega de Premios al impacto positivo en la Sociedad Quiero a mi País 2016
 - CONECTA CON ELLA
 - Como conseguir chicas y no morir en el intento por Cristian
 - Audio Larreta Lanzamiento+Simple
 - Programa de radio @QuieroAMIPais Nro. 288
 - Programa de radio @QuieroAMIPais Nro. 287
 - Programa de radio @QuieroAMIPais Nro. 286
 - Programa de radio @QuieroAMIPais Nro. 283
 - Programa de radio @QuieroAMIPais Nro. 285
 - Programa de radio @QuieroAMIPais Nro. 284
 - Silvia Torres Carbonnell
 - Juan C. Morán RENAPER
 - Macri Anuncio Jubilados
 - Audio 2da Mesa DialogoS/Adicciones
 - Anuncio Comite Contra Adicciones
 - Time Wrap: Marcelo Ramal(PO) " La legislatura no ha estado al alcance"
 - Entrevista a J. Limodio Subs. de Ciudad Inteligente GCBA
 - SOLIDARIDAD Entrevista a CASA RONALD MCDONALDS
 - Entrevista al Lic. Lalo Huber: sobre la evolución de la conciencia , por @NachoPlatas
 - Radio QMP: Santiago Mitre Dtor. de:
 - Radio QMP: Orlando Ferreres
 - Radio QMP Mario Massaccesi(TN-Canal 13)
 - Radio QMP: Entrevista a fondo con el filósofo y emprendedor : Alejandro Rozitchner
Newsletters
Por favor deje sus datos para recibir nuestras novedades vía email