Juntos por el Cambio lidera la intenciĆ³n de votos en la Ciudad de Buenos Aires, el Frente de Todos se posiciona como segunda fuerza
19-07-2021 | Politica
En pocos días se definirán las listas que competirán en la primaria de diputados nacionales en la Ciudad de Buenos Aires, y a grandes trazos el panorama presenta pocas sorpresas: Juntos lidera cómodamente la intención de voto, el Frente de Todos se mantiene como la segunda fuerza consolidada, y los libertarios asoman como una tercera opción emergente, con posibilidades de acceder a la representación

Juntos por el Cambio, con María Eugenia Vidal como primera candidata, hoy tiene una intención de voto del 48%. Preguntando por espacio o por candidatura, el oficialismo de la Ciudad tiene el mismo porcentaje. En la medición se habían sondeado diferentes opciones, y en el caso que Patricia Bullrich fuese la cabeza de lista, subía por encima del 50% -y bajaba la intención de voto por Javier Milei. Asimismo, entre los votantes declarados de Juntos por el Cambio la ex ministra de Seguridad también encabezaba el listado de las preferencias, que incluían a Vidal y a otros nombres del espacio, como Lousteau, Quirós, López Murphy y Miguel.

¿Estos números aseguraban la victoria de Bullrich en una interna del cambiemismo? No necesariamente. El estudio muestra la foto entre el 4 y 7 de julio, días en que se realizó el relevamiento, cuando Bullrich arrastraba una larga campaña de instalación personal, mientras que Vidal, que recién operaba su "regreso" a la Ciudad, todavía no había confirmado su lanzamiento.

La película podía ser distinta, ya que la encuesta también registró altos niveles de apoyo a Rodríguez Larreta, cuya imagen positiva supera el 50%. La identificación de la mitad de los porteños con las sucesivas gestiones del PRO permite suponer que Bullrich, pese a su prometedor punto de arranque, hubiera enfrentado a un contendiente poderoso, en condiciones de cambiar la tendencia.

 

Los candidatos del Frente de Todos

Dentro del Frente de Todos, la primera novedad es que Cristina Kirchner hoy tiene mayor imagen positiva que Alberto Fernández. Pese a que su imagen negativa sigue siendo alta (54%), la positiva subió a 42%; el presidente, que un año atrás era el dirigente más popular del oficialismo nacional en territorio porteño, hoy tiene una positividad de 38% y una imagen negativa de 55%. La recuperación de la vicepresidenta se produjo en las comunas del sur y el centro de la ciudad, las más castigadas por la pandemia y la crisis socioeconómica.

En materia de intención de voto, la marca Frente de Todos se impone sobre sus precandidatos: el 32% dice que votaría por esa coalición, pero si preguntamos por nombres, ninguno de los que suenan supera ese porcentaje. Se sondearon intención de voto, imagen y preferencia de diferentes posibles postulantes y solo dos de ellos, Leandro Santoro y Claudio Lozano, tienen una imagen positiva (41% y 35% respectivamente) mayor que la intención de voto de la coalición.

El resto de los nombres sondeados (Matías Lammens, Cecilia Todesca, Cecilia Nicolini, Nicolás Trotta, Vilma Ibarra, Carlos Heller, Mariano Recalde y Matías Tombolini) registraron alto desconocimiento, baja imagen positiva o predominio de imagen negativa. Como en elecciones del pasado, un riesgo que se cierne sobre Todos es confiar demasiado en el arrastre de la marca, y apostar a candidatos poco conocidos que la terminan tirando hacia abajo.

En un escenario contra Vidal, Santoro tiene una intención de voto de 31%, Lozano 24% y Lammens 23%. En los tres casos, el FdT logra sus mejores resultados en las comunas del circuito central (5, 6, 7, 10, 11) y sur (3, 4, 8, 9), mientras que el bastión de Juntos son los barrios al norte de la avenida Córdoba.

 

Milei y los votos a la izquierda

La izquierda, medida a través de las precandidaturas de Myriam Bregman y Luis Zamora, esta vez aparece relegada en la carrera electoral -sobre todo, en los escenarios donde el FdT pone un candidato que “captura” votos de la izquierda, como Santoro o Lozano.

El Partido Libertario y Javier Milei son los principales beneficiarios del paso al costado de Bullrich: el economista hoy tiene una intención de voto de 10%, mientras que en los escenarios con la ex ministra de Seguridad como candidata alcanzaba entre el 5 y el 6%. Esos puntos de diferencia en Juntos van para Milei.

Resta ver si el lanzamiento de una lista liberal dentro del oficialismo porteño, encabezada por López Murphy, le permite a Juntos recuperar algunos de esos puntos. Milei ostenta el mérito de tener un 10% de intención de voto con solo 23% de imagen positiva, lo que indica que sus potenciales votantes son seguidores convencidos. Pero tiene el problema de que los votantes de Juntos lo ven como alguien demasiado opositor a Rodríguez Larreta.

Aún quedan varios meses de campaña por delante, pero hasta el momento todo sugiere que las dos coaliciones principales, Juntos y Todos, se van a quedar con el grueso de los votos.

* Director del Observatorio Electoral Consultores