El dólar blue no para de subir y se vendió a $185
22-07-2021 | Economia
La moneda paralela no da respiro y sigue su tendencia alcista.

El dólar blue sumó $2 y se vendió en los $185. De esa forma, sigue siendo una de las divisas más caras en el mercado cambiario y alcanzó su valor máximo del año. La brecha entre el billete libre y el oficial es alrededor del 82%.

La semana pasada el paralelo tuvo un un salto de $5, llevándolo a los $179. Sin embargo, el martes sufrió un retroceso de $3, pero entre el miércoles y el viernes se recuperó de esa caída. Esta semana mantuvo esa tendencia alcista: el lunes aumentó $1 y se posicionó en los $180. El martes amagó un salto de $3, pero cerró la sesión en los $182 y el miércoles se elevó $1 más.

En enero, estuvo bastante estable, fluctuando entre los $150 y los $165, pero en febrero presentó una fuerte caída que lo llevó a los $143; y en marzo, su valor rondó entre los $146 y $140, su valor más bajo en lo que va del año. En abril, el blue llegó a experimentar un aumento de $23, después de haber alcanzado su valor más bajo del año, perforando el piso de los $140. A fines de mayo, el blue logró alcanzar los $157, acumulando un aumento de $6.

A su vez, el dólar financiero operó en verde por quinta rueda consecutiva después de las nuevas restricciones cambiarias que el BCRA y el CNV establecieron la semana pasada. El MEP o “Bolsa” se incrementó 0,8% hasta los $167,58. El Contado Con Liqui (CCL) siguió la misma tendencia hasta los $168,09.

Durante el mes de enero tuvieron una tendencia alcista constante, hasta el punto que superaron al blue. Sin embargo, durante febrero tuvieron un fuerte retroceso, del cual se recuperaron lentamente en los dos meses siguientes. En mayo y en junio mantuvieron esa tendencia alcista.

Por último, el dólar oficial no presentó variaciones y se vendió a $101,50. Lo mismo ocurrió con el dólar solidario, que se posicionó en los $167,48.

A mediados de septiembre el BCRA endureció el cepo al dólar, estableciendo un recargo del 35% a la divisa extranjera en concepto de retención del Impuesto a las Ganancias, además de anunciar que las operaciones con tarjeta de crédito que se realicen en el exterior serán computadas dentro del cupo de los US$ 200 mensuales, entre otras restricciones.